Tienes un negocio con un sitio web sólido y una buena página de Facebook. Perfecto, es fácil pensar que ahora tienes el control del destino de tu negocio en tus manos. Una entrada de blog aquí y allá, algunas entradas en Facebook y en instagram  y tu perfil en línea se está cuidando solo.

¿Alguna vez te has buscado a ti mismo en Google? La verdad es que la mayoría de nosotros lo hemos hecho. Cuando nos buscamos a nosotros mismos individualmente, podemos encontrar otra versión de nosotros mismos como futbolistas, personajes históricos, etc… Eso es más común de lo que crees. Sin embargo, prueba ahora buscar tu negocio y los resultados pueden ser bastante alarmantes.

Mientras tengas el control de tu sitio web y de tu página de Facebook, es probable que encuentres una gran cantidad de “otra” información sobre la que no tienes control y a la que no has contribuido. Los listados de negocios, reseñas e imágenes de tu negocio parecen aparecer de la nada.

El potencial de daño a tu negocio puede ser bastante desalentador. La reputación de tu negocio podría estar en juego y es fácil sentir que no tienes control sobre lo que se dice.

¿Por qué monitorizar mi reputación en internet?

Tu perfil en línea puede ser tanto una bendición como una maldición. Es importante que, siempre que sea posible, la reputación de tu empresa esté muy limpia.

Los motores de búsqueda lo muestran todo. No hay dónde esconderse y puedes apostar a que los clientes potenciales y existentes buscarán tu negocio en Google para asegurarse de que están tratando con una empresa respetable y de buena reputación. De hecho, los estudios muestran que el 90% de los clientes leen los comentarios en línea antes de visitar un negocio. Lo que tus comentarios dicen sobre ti en internet es crucial para tu éxito y pueden también hundir tu empresa de la noche a la mañana.

5 razones por las que monitorizar y gestionar tu reputación online

Con todo, desde noticias falsas de Facebook hasta malas críticas, la información en línea puede cambiar rápidamente – tu reputación no es una excepción.

Hemos reunido 9 razones por las que deberías mantener tu reputación bajo control. Todo lo que tienes que hacer ahora es esconder esas fotos y cartas de amor de antes de entrar a Internet. Vamos a empezar.

1. Tu presencia online está en todas partes, ¡Estate al loro!

Facebook, Instagram, Pinterest, El Tenedor, TripAdvisor, foros, Twitter, Quora, Reddit, Google reviews, Tripadvisor. La lista se hace eterna…

Hay un montón de plataformas diferentes en línea para que tu y tus clientes puedan encontrar información sobre una empresa en cuestión.

Los blogs y los medios sociales te ofrecen una gran plataforma para compartir feedback con tu audiencia. El reto es mantener un registro de los comentarios, conversaciones, pensamientos y sentimientos de tus clientes acerca de tu negocio. Esto no significa que debas esconderte; significa que debes aceptarlo y hacer algo al respecto.

Participa en la conversación. Responde a cada comentario de una manera positiva y profesional. Incluso los comentarios negativos, de los clientes del lunes por la mañana que pueden no haber tenido una buena experiencia. La forma en que respondes dice mucho acerca de tu negocio y muestra a otros clientes que te importan. Naturalmente, queremos hacer negocios con personas que se preocupan, lo que nos lleva a……

2. Responder a tus reseñas es esencial

El 84% de las personas confían tanto en una reseña en línea como en una recomendación de boca a boca. Eso significa que tus reviews en la red pueden elevar o hundir tu negocio.

Responder a una recomendación positiva, a una mención o incluso a un comentario negativo ayudará a mejorar el compromiso y a demostrar que te importa. Responder a todas tus críticas negativas, de forma manera correcta, te permitirá rectificar públicamente situaciones que tienen el potencial de perjudicarte en espiral, minimizando a su vez cualquier daño a tu reputación.

3. Lleva un seguimiento de tus directorios online

Hay un montón de directorios en internet entre los que elegir. Yelp, TripAdvisor y El Tenedor son algunos de los más obvios. Por no mencionar aquellos que son especializados para un nicho en concreto.

Puede que tu agencia de SEO para conseguir backlinks o simplemente tu por estar presente ahí agregasteis tu negocio a uno de estos directorios. Siempre y cuando el directorio en sí tenga una buena reputación, esto está bien. Te aconsejamos hacer un seguimiento de los directorios que `se vuelven corruptos/spammy’ y cuyo enlace de vuelta a tu negocio tiene un impacto negativo en tu sitio web. Estos pueden necesitar ser eliminados desde tu Google Search Console.

También vale la pena examinar los negocios que pueden haber sido listados con el mismo o similar nombre de negocio. Reclama el nombre de tu empresa en todos los directorios comerciales bien establecidos que haya lo antes posible y de no dejarlos en el olvido. Cada uno de estos directorios es un frente más abierto que gestionar, y si lo haces bien, traerá incontables beneficios a tu negocio.

¿No está seguro de a qué directorios atacar y a cuáles evitar? Escríbenos y te ayudaremos a encontrarlos y optimizarlos para sacarles el máximo partido.

4.Recupera los listados a tu nombre para evitar peligros

Cualquiera puede listar su negocio en línea. Repito, cualquiera.

Del mismo modo que podemos comprar nuestros nombres de dominio y registrar nuestro negocio en Facebook, Twitter e Instagram, cualquier otra persona puede hacer exactamente lo mismo.

En un mundo oscuro como en el que vivimos, donde las personas en ocasiones se hacen pasar por otras, no es inusual que las empresas sean carne de cañón para estos propósitos poco éticos, al igual que los individuos. La gran noticia es que si alguien se registra con el nombre de tu negocio, puedes tomar medidas para recuperar el control.

Aunque plataformas como Google y Facebook son excelentes para rectificar esto, por desgracia, el proceso no es instantáneo. Es probable que tengas que demostrar varias formas de certificación y verificación. Durante ese tiempo no tienes control de lo que está sucediendo con tu negocio en ese frente.

Puedes reclamar tu listado de Google o solicitar la propiedad de un listado existente. Hay muchas variables en Facebook, pero la página de  “Denunciar una violación de tus derechos” puede ser el mejor punto de partida.

5. Las personas confiamos en lo que dicen otras personas

Las reseñas en línea son poderosas. Está claro que, como en la vida real, la gente en internet confía en lo que otras personas dicen sobre un producto, negocio o persona.

El tiempo se está convirtiendo rápidamente en un bien escaso y la gente rara vez invierte / pierde su tiempo en hacer reseñas sobre algo, de ahí que Cristiano Ronaldo, sólo con dar  5 estrellas a tu sitio web puede convertir inconscientemente a cientos de visitantes ocasionales en clientes. Del mismo modo, una revisión negativa puede ser enormemente perjudicial para tu negocio.

Te recomendamos ser sincero en  tu sitio web dejando ver lo que opinan tus clientes de ti a tus visitantes, es una manera rápida y fácil, pero no suficiente, de demostrar que tu negocio es de confianza. Resaltar los logotipos de los clientes, los testimonios y enlaces a otras plataformas de revisión directamente desde tu sitio ayuda a crear confianza.

Extra – Ten en cuenta el boca a boca

El concepto de “boca a boca” ha cambiado en los últimos años. Ya no están reservados para los cotilleos de la calle, los medios sociales permiten que el boca a boca y las experiencias de los usuarios viajen a la velocidad de la luz. ¿Cuántas veces hemos visto fracasar a las grandes empresas en los medios sociales y esto tiene un efecto masivo en su reputación? Cantantes, modelos, deportistas y grandes empresas, es fácil ver cómo se pueden tornar feas las cosas. Y sabemos que Internet puede perdonar, pero nunca, nunca olvida una captura de pantalla.

Es importante, en primer lugar, asegurarse de que lo que estás publicando sea relevante y no choque con tus ideales de negocio – no es difícil, ¿verdad? Y en segundo lugar, es importante vigilar de cerca los canales de los medios sociales. No son sólo los empleados deshonestos los que pueden afectar a tus mensajes, sino que los comentarios de cada mensaje en cada plataforma pueden variar desde spam inapropiado hasta calumnias.

En pocas palabras…

Al igual que en la vida real, tu reputación en línea es difícil de rastrear. En la vida real, sin embargo, es fácil ignorar los cotilleos y seguir adelante. No es tan fácil hacer eso en internet. Ya sea de clientes descontentos, ex-empleados, competidores dudosos o contenido de spam, tu perfil de negocio tiene el potencial de ser atacado constantemente. Es un poco alarmista, pero por favor tenlo en cuenta por tu cuenta y riesgo. Nunca subestimes la importancia de una buena reputación online

 

Por supuesto, no todo es negativo. Existe la posibilidad de que descubras algunas grandes ideas sobre tu negocio y encuentres críticas que no sabías que existían. Cuando lo hagas, asegúrate de actualizar tu sitio web para mostrarle al mundo lo que tus clientes piensan de ti y correr la voz.

Comparte

Leave a Reply